abogados · lawyers · rechsanwaelte

La responsabilidad de los administradores de una sociedad

El ordenamiento jurídico español impone a los administradores de sociedades de capital el deber de diligencia y buena gestión en su cargo imponiendo una serie de situaciones en virtud de las cuales el Administrador responderá con su patrimonio personal si incumple dichos deberes.

 

A dichos efectos, en el ámbito mercantil, los administradores están sujetos a dos regímenes de responsabilidad distintos:

 

  • La responsabilidad por daños. Responsabilidad que tiene lugar cuando el administrador produce un daño a la sociedad, los socios o a los acreedores sociales por actos u omisiones contrarios a la ley o a los estatutos o por los realizados incumpliendo los deberes inherentes al desempeño del cargo, siempre y cuando haya intervenido dolo o culpa.

 

  • La responsabilidad por deudas sociales. Responsabilidad que se produce cuando el administrador asume deudas sociales con terceros habiendo incumplido anteriormente con su obligación de disolver la sociedad al haber sido acordado en junta general o estando incursa en causa de disolución, no promuevan la disolución judicial cuando la junta no se haya constituido o, en el caso más común, no soliciten la declaración de concurso estando la sociedad en situación de insolvencia.

 

 

 

En este último supuesto no será necesario que el administrador haya actuado con dolo o culpa pues se trata de una responsabilidad que deriva de circunstancias objetivas. Por ello, el Administrador únicamente responderá si el hecho objetivo se produce con anterioridad a las deudas sociales.

offcanvas buscar

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Si sigue navegando por esta web entendemos que usted acepta su uso. Para saber más acerca de las cookies y cómo desactivarlas vea nuestra información acerca de las cookies.

  Acepto las cookies de este sitio.
EU Cookie Directive plugin by www.channeldigital.co.uk